Son numerosas las publicaciones gráficas e infográficas que recopilan anécdotas, frases, acontecimientos históricos (de la pequeña historia, generalmente) que pueden ser útiles en nuestras clases. Indudablemente, construir una clase de Historia a base de anécdotas tampoco es el caso, pero, en ocasiones, una “historia” de la Historia puede relajar el ambiente o, incluso, hacer más digeribles determinados temas, sin caer en lo chabacano ni en lo vulgar, por supuesto. Se trata de intentar acompañar el relato objetivo de los hechos históricos con pequeñas anécdotas que ilustren aspectos concretos del tema. Bien orientadas e insertadas en contextos bien definidos pueden ser muy útiles para afianzar conocimientos de una manera más amena. Recordar hechos, lugares, acontecimientos que, habitualmente, no se cuentan y que, en ocasiones, pueden explicar algunos aspectos de la Historia.

Hace poco he dado con una página web que se dedica a esto: la anécdota histórica. Se denomina “//Errores históricos//” y, además de errores, recoje fotografías, acontecimientos, curiosidades, documentos históricos, costumbres, etc. que nos pueden sorprender.

Existen otras páginas en internet que aportan estas anécdotas de interés como son:
  • Educahistoria. De las más interesantes y serias.
  • Curistoria. También de gran interés, cuyo autor es Javier Prieto
  • José Luis de la Mata tiene otro blog, igualmente, destacable, “//Mis viajes por la Historia//“.
  • Historias con historia. Muy recomendable. La historia puede ser aprendida de forma más lúdica y divertida.external image t.gif es un espacio web que intenta hacer menos aburrido el aprendizaje de la historia mediante relatos, curiosidades y mitos de la Humanidad. Puede ser un espacio de interés en el aula para proponer trabajos y debates.
  • Los líos de la Corte. Recoge anécdotas, igualmente, muy curiosas sobre la vida en la Corte, reyes y nobles.
  • De reyes, dioses y héroes. Destacable.

Fuente: José Moraga Campos